Home » Descubren en un tiburón un esteroide que ataca la toxina de la enfermedad de Parkinson

Descubren en un tiburón un esteroide que ataca la toxina de la enfermedad de Parkinson

by WikiStero.com

galfLa síntesis de un esteroide que se encuentra de forma natural en la mielga, una especie de tiburón, evita la acumulación de una proteína implicada en enfermedades neurodegenerativas, según un estudio publicado en modelos animales. La acumulación de esta proteína,
alfa-sinucleína
es la firma de la enfermedad de Parkinson y la demencia con cuerpos de Lewey. Esto podría ser un nuevo componente potencial para la investigación terapéutica.

El trabajo, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, también mostró que el esteroide sintetizado, conocido como
escualamina
redujo la toxicidad de los grupos de alfa-sinucleína existentes.

Los resultados del estudio preclínico muestran que la escualamina previene y elimina la acumulación de alfa-sinucleína en las neuronas al desprender la proteína del revestimiento interno de las células nerviosas, que es donde se adhiere y forma cúmulos tóxicos. El modelo animal utilizado en este estudio, C. elegans, es un gusano nematodo modificado genéticamente para producir alfa-sinucleína humana en sus músculos. A medida que estos gusanos envejecen, la acumulación de alfa-sinucleína en sus músculos provoca daños celulares y parálisis.

Según Michael Zasloff, coautor principal del estudio y profesor de cirugía y pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Georgetown, sepuede ver literalmente que la escualamina, que se administra por vía oral a los gusanos, impide la acumulación de alfa-sinucleína y también evitó la parálisis muscular en los gusanos.

Zasloff, experto en sistemas inmunitarios innatos, lleva 20 años estudiando la escualamina. Lo descubrió en la mielga en 1993 y lo sintetizó en 1995, y en el proceso no interviene ningún tejido natural de tiburón. Sus investigaciones, así como las de otros investigadores, han establecido las propiedades antivirales y anticancerígenas del compuesto. Este es el primer estudio que sugiere beneficios neurológicos en modelos in vivo de la enfermedad de Parkinson.

En la enfermedad de Parkinson, la alfa-sinucleína, una proteína normal que se encuentra en el sistema nervioso, forma grupos tóxicos que dañan y destruyen las neuronas en las que se forman. Se está investigando mucho para encontrar componentes que impidan la formación de estas masas. En este estudio, los investigadores demostraron en una serie de experimentos in vitro que la escualamina, una molécula de carga positiva con gran afinidad por los miembros de carga negativa, podía expulsar literalmente la acumulación de alfa-sinucleína de las membranas de carga negativa, evitando así la formación de cúmulos tóxicos.

 

 

En palabras del Dr. Zasloff : El enfoque inicial se centró en la enfermedad de Parkinson debido a una clara relación entre la función de la escualamina y la fisiopatología de la enfermedad de Parkinson. Creemos que hay otras afecciones neurológicas que podrían tratarse con Squalamine, pero nuestros ensayos clínicos se centrarán en el Parkison y en los síntomas no motores de esta enfermedad.

El equipo también demostró que la escualamina podía proteger a las células neuronales sanas de los daños causados por las masas de alfa-sinucleína ya formadas, impidiendo que se adhirieran a la extremidad externa de las células neuronales. A continuación, los investigadores ampliaron sus estudios a sistemas vivos, C. elegans, que son modelos animales habituales de la enfermedad de Parkinson. concluye Zasloff: La administración oral de escualamina impidió la formación de grupos tóxicos de alfa-sinucleína en este complejo animal y lo salvó de la parálisis. Este experimento demuestra que el mecanismo descubierto in vitro logró el resultado previsto en un animal.

La escualamina ha sido estudiada por sus propiedades durante varios años. En 1998, las investigaciones sugirieron efectos beneficiosos de la escualamina en el desarrollo de tumores en modelos animales in vivo. También hay un ensayo clínico de fase 1 que midió la dosis de toxicidad de la escualamina con la conclusión de que el compuesto podría utilizarse en las últimas fases del cáncer de pulmón o de ovario respetando las dosis de toxicidad en humanos. Cabe señalar que la recomendación de los investigadores de este estudio de 2001 se refiere únicamente a los ensayos clínicos de fase 2.

 

Fuente

Deja un comentario

FREE COACHING